Ajo Negro
Mostrando 1 - 1 de 1 item
Mostrando 1 - 1 de 1 item

Ajo Negro:

En Alacena de la Vega hemos apostado por este producto de sabor rico y sutil.

¿Cómo se elabora? 

El ajo negro es un ajo que ha sido sometido a un proceso de fermentación natural sin conservantes ni aditivos químicos. A consecuencia de este proceso, el ajo va tomando unas tonalidades cada vez más oscuras hasta volverse totalmente negro; pero no es solo el color lo que cambia, sino que su sabor y textura también.

Características organolépticas:

Su aroma es trufado y sutil con notas balsámicas dejando en su aliento un olor casi nulo.

El ajo negro está lleno de complejos sabores, el mordisco inicial es leve, extraño, dulce pero salado, sabes que es ajo pero no estás seguro, ya en el segundo mordisco y al esparcirse por toda la lengua y el paladar sientes una explosión de dulzura caramelizada y un toque balsámico, un sabor profundo pero suave, con notas ligeramente afrutadas, creando una curiosa mezcla de matices dulces, ácidos y salados.

Propiedades:

El ajo negro es un poderoso energizante natural y un vigorizante corporal. Sólo un diente de ajo negro contiene la misma energía que una cabeza de ajo común.

Existen 20 aminoácidos esenciales, de los cuales el ajo negro aporta 18. Entre ellos se destacan la Isoleucina, Leucina, Licina Metionina, Fenilanina, Treonina, y Valina.

Usos:

El ajo negro es indicado para preparaciones dulces y saladas, especialmente carnes, sopas, pescados, pastas y salsas. También es muy usado en la preparación de pan. Incluso se pueden preparar exquisitas mayonesas, vinagretas y aderezos.

Es usado también en encurtidos y marinadas así como en la preparación de postres y helados